[Día 145] Por Jesús

Por eso, hermanos, ya no estamos obligados a vivir de acuerdo con nuestros propios deseos. Si ustedes viven de acuerdo a esos deseos, morirán para siempre; pero si por medio del Espíritu Santo ponen fin a esos malos deseos, tendrán vida eterna. Todos los que viven en obediencia al Espíritu de Dios, son hijos de Dios. Porque el Espíritu que Dios les ha dado no los esclaviza ni les hace tener miedo. Por el contrario, el Espíritu nos convierte en hijos de Dios y nos permite llamar a Dios: «¡Papá!»
Romanos 8:12-15 (TLA)
Porque Jesús murió y resucitó es que puedo ser salvada por Él, porque Jesús me saco de tinieblas puedo vivir en Su luz, porque por Jesús tengo vida es que puedo elegir, porque Jesús vive en mi ya nada me puede obligar a vivir con maldad en mi corazón, por eso no debo decaer jamás, mantenerme firme y obediente a la guía del Espíritu Santo, puedo escoger una y miles de veces el camino de Dios sin miedo, porque mi decisión y fe moverán montañas mientras agarre fuertemente y no suelte la mano de mi Padre. 
Hoy puedo escoger la decisión correcta, escoger continuar caminando, avanzando, creciendo con Jesús en mi corazón, yo escogí y tengo permitido escoger siempre a Dios y una vida con Él, y puedo rechazar cuantas veces deba el vivir como Dios no quiere. Porque por Jesús puedo compartir y sentir lo me ha dado.
Compartir:

Seguidores

Seguir por Email

Mis otros blogs

Bleiÿ Doll
Poesiasdeunaprincesa