#60 | Sembrar acciones

»Les aseguro que Dios no se olvidará de premiar al que dé un vaso de agua fresca a uno de mis seguidores, aunque se trate del menos importante.»
Mateo 10:42
Cuando hagamos acciones que ayuden a otros, Dios lo recordará. Cuando hagamos acciones que ayuden a hijos de Dios, Él lo recordará y dará recompensa. Pero también hay que recordar que quienes nos ayuden serán bendecidos por Dios y tanto uno como el otro debe ser agradecido siempre.
Sé agradecido, porque Dios no olvida tus buenas acciones pero tampoco olvida las malas. Y de cada acción que hayas sembrado en este día, habrá cosecha (pudiendo o no ser un buen premio).

Compartir:

#59 | Menos quejas, más acción

Y si no cargan su cruz * y me siguen, no merecen ser míos.
Mateo 10:38
* 10.38 Si no cargan su cruz: Es decir, si no están dispuestos a sufrir la burla y el desprecio de la gente que no cree en Dios.

Jesús espera que nosotros comencemos a movernos, comencemos a ponernos de pie antes las dificultades, antes los problemas. No quiere que perdamos tiempo en quejas ni en dejarnos decaer e influenciar por los que no creen en Dios. Jesús espera hoy y cada día, que nos fortalezcamos en la Palabra de Dios y estemos dispuestos a entregarnos a Él en todo momento. Más desea que lo busquemos y que confiemos en Él cuando suframos la burla y el desprecio de aquellos que no creen ni comprenden los planes y formas de hacer de Dios.
No te inquietes, sigue firme en Cristo y confía siempre en Dios, por más palabras que usen para desanimarte, la Palabra de Dios es absoluta y aún más poderosa.

Compartir:

#58 | Temor correcto

No tengan miedo de la gente que puede destruir el cuerpo, pero no la vida que está en ustedes.
Más bien, teman a Dios, que tiene el poder de destruirlos totalmente en el infierno.
Mateo 10:28
No hay porqué tener miedo de quienes podrían dañar nuestro cuerpo, pues no pueden destruir nuestra vida. Solo debemos temer de Dios, porque Él sí puede destruirnos completamente. Por eso, cuida tu relación con Dios siempre porque el temor a Él no llevará a algo mejor para nuestra vida.

Compartir:

#57 | Alabar a Dios

Cuando la gente vio esto, quedó muy impresionada y alabó a Dios
por haber dado ese poder a los seres humanos.
Mateo 9:8
Todo lo que Dios ha dado, en talentos, carácter, dones, bendiciones y más, no podemos usarlo para que la gente piense en nosotros ni para que nos alaben. Pues lo que tenemos Dios nos lo ha dado para que, usándolo, personas puedan conocer de Cristo y que los que ya le conocen y aceptaron, glorifiquen y alaben a Dios por lo que nos ha dado. Siempre tenemos que ser agradecidos con lo que Dios nos da y no guardarlo, sino dejar que Dios nos use como herramientas suyas.

Compartir:

#56 | Cruzar el mar

Jesús subió a la barca y se fue con sus discípulos.
Todavía estaban navegando cuando se desató una tormenta tan fuerte que las olas se metían en la barca. Mientras tanto, Jesús dormía.
Entonces sus discípulos fueron a despertarlo:
— ¡Señor Jesús, sálvanos, porque nos hundimos!
Jesús les dijo:
— ¿Por qué están tan asustados? ¡Qué poco confían ustedes en Dios!
Jesús se levantó y les ordenó al viento y a las olas que se calmaran, y todo quedó muy tranquilo.
Mateo 8:23-26  
Cuando estamos en la barca, atravesando una tormenta, una lucha, una prueba, un limite auto-impuesto, que nos ayudará a crecer mucho más en nuestra fe, en nuestra confianza en Dios, habrá cosas que nos provocarán miedo sino confiamos y nos paralizarán. Pero si vamos a pedir a ayuda a Jesús, tenemos que nosotros confiar en Su poder.  No tenemos que tener miedo, pongamos nuestra confianza en Dios y el nos ayudará a avanzar en la prueba. Y después de la tormenta, la paz de Dios nos cubrirá.

Compartir:

# 55 | Distracción

Otro de sus discípulos le dijo después:
— Señor, dame permiso para ir primero a enterrar a mi padre; luego te seguiré.
Jesús le contestó:
— ¡Deja que los muertos entierren a sus muertos! ¡Tú, sígueme!
Mateo 8:21-22  
Puede despertar interés en nosotros en cosas del mundo, porque a nuestra carne le interesa, pero como discípulos de Jesús e hijos de Dios, no nos podemos permitir perder tiempo en las malas cosas del mundo y mucho menos dejar en segundo lugar nuestro camino en Dios. Siempre tenemos que pensar en seguir a Jesús y no mirar distracciones para Su plan.

Compartir:

#54 | Fuerza en la debilidad

Jesús fue a casa de Pedro y encontró a la suegra de este en cama, con mucha fiebre.
Jesús la tocó en la mano y la fiebre se le quitó. Entonces ella se levantó y le dio de comer a Jesús.
Mateo 8:14-15  
Es cuando estamos o nos sentimos débiles que Jesús más se acerca a nosotros para que confiemos en Él. En nuestra debilidad, Él nos sostiene y nos guía de la mano. Jesús nos pide nuestros dolores y cargas para aligerarnos, nos baja la temperatura cuando nos enojamos, Él sana nuestro cuerpo cuando enfermamos. Y eso lo hace para nuestro bien, para que comencemos a movernos, para que nos levantemos y seamos usados por Dios para bendecir.

Compartir:

#53 | Sé ejemplo

»Traten a los demás como ustedes quieran ser tratados, porque eso nos enseña la Biblia.
Mateo 7:12  
No te quejes de los demás y no pidas más de lo que le das. Si tratas mal, así te tratarán, pero aunque no le hayas hecho algo malo y te traten mal, no resientas ni les devuelvas el golpe. Dios te hará justicia pero piensa y actúa como Jesús enseña. A quien te maltrate, devuelve con bien. Trata bien a la gente, para que así seamos tratados a su debido tiempo.

Compartir:

#50 | No juzgar

»No se conviertan en jueces de los demás, y así Dios no los juzgará a ustedes.
Si son muy duros para juzgar a otras personas, Dios será igualmente duro con ustedes. Él los tratará como ustedes traten a los demás
Mateo 7:1-2  
Dios nos dice que no hagamos nuestra propia opinión de las personas creyendo o confiando en que conocemos en verdad a dicha persona y en que somos mejores o aptos para hablar sobre esta. Eso significa no hablar exagerando hechos de otras personas ni creyendo en rumores ni provocándolos. No debemos concentrar nuestra mirada en el pecado de los demás, pues nosotros también somos pecadores, ni juzgarlos ni ser muy duros sobre lo que han hecho. Pues Dios hará con nosotros como nosotros hacemos a otros. Jesús pone su mirada en el corazón y en el pecador, para salvarnos y limpiarnos, no nos señala ni juzga por lo malo que hicimos en el pasado, Él solo quiere que nos entreguemos a Él y que sigamos sus pasos. Por eso, no hay que mirar lo que causa manchas en nuestro corazón, tenemos que ver las manchas y pensar en cómo acercarnos  a Dios para que seamos lavados y salvados.

Compartir:

#46 | Dios provee

»Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten.
Mateo 6:33
No debemos preocuparnos por lo que nos falta, Dios sabe de ello y solo espera a que confiemos y le sigamos para llenarnos de sus bendiciones a su debido tiempo.

Compartir:

#45 | Mirada con carácter

»Los ojos son el reflejo de tu carácter. Así que, tu bondad o tu maldad se refleja en tu mirada.
Mateo 6:22-23  
¿Qué caras pones a lo largo del día? Sería bueno indagar en ello e inspeccionar nuestro carácter actual. El diccionario RAE define al carácter de varias formas según su uso, pero destacaré las siguientes:
  • Conjunto de cualidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o de una colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás. 
  • Señal espiritual que queda en una persona como efecto de un conocimiento o experiencia importantes, como, en la religión católica, la dejada por los sacramentos del bautismo, confirmación y orden. 
  • Fuerza y elevación de ánimo natural de alguien, firmeza, energía
Estas definiciones nos enseñan que a partir de todo lo que hemos vivido y aprendido, tanto carnal como espiritualmente, es lo que forma nuestro carácter, definiendo nuestra manera de ser y actuar, fuerza, ánimo, firmeza y energía que ponemos en lo que hacemos actualmente en nuestro día a día.  
Una frase popular dice "los ojos son las ventana s de nuestra alma" y la Biblia dice que "de lo que contiene el corazón habla la lengua", esto nos ayuda a entender lo que Dios nos dice hoy: "Los ojos son el reflejo de tu carácter" y remarca la bondad o la maldad, pues estás cosas se contienen en nuestro corazón y, queriendo o no, siempre se reflejan externamente. 
Cuestiónate hoy qué mirada haces: cuando estás en soledad, cuando caminas por la calle, cuando estás en la escuela o facultad, cuando sirves a Dios, cuando ayudas en las tareas de tu hogar. Revisa tu día a día y lo que te sucede física e internamente.
Tal vez no queramos ver y nos neguemos a ver la  maldad en nuestro corazón, tal vez el temor ocupa un lugar en nuestro corazón, tal vez la envidia o mal deseo. Debemos inspeccionarnos cada día, revisar y estar atentos a lo que sale de nuestro corazón, porque así sabremos cómo pedirle ayuda a Dios, sabremos que es lo que debemos vaciar para que sea ocupado por Dios.  
En un ensayo de Fortaleza (grupo de alabanza de adolescentes), mi líder dijo una frase que realmente me impacto, pues tenía tanta razón y pensé era tan obvio que no podía creer no haberme dado cuenta antes de ello. Ella dijo "para ser llenos del Espíritu Santo, primero hay que estar vacío". Dios nos acepta tal cual somos pero, como un Padre perfecto, quiere nuestra felicidad y lo mejor para nosotros, Él desea que seamos llenos de su luz, para que nos vaya bien.  
Por lo que si queremos reflejar en nuestra mirada la luz de Dios en nosotros, no podemos permitirnos que la oscuridad tenga lugar en nuestro corazón. Por eso, hoy es un buen día para orar y pedir a Dios que nos ayude a cambiar hábitos de consumo y a desarrollar nuestro carácter, para ser más fuertes, animados, firmes y enérgicos. 
Compartir:

#43 | Orar de corazón

»Cuando ustedes oren, no usen muchas palabras, como hacen los que no conocen verdaderamente a Dios. Ellos creen que, porque hablan mucho, Dios les va a hacer más caso.
Mateo 6:7 
Al orar con Dios en intimidad, no hay que limitarse ni hablar indirectamente, no hay que usar palabras complejas, hay que hablar desde el corazón. Al orar con Dios hay que hablar como con un amigo, pues Él lo es y siempre está atento a nuestras palabras. Al orar con Dios no hay que guiarse por lo que nos parezca o no posible, sólo hay que confiar en que para Dios no hay imposibles. Dios no necesita de grandes discursos de nuestra parte cuando oramos, sólo que seamos sinceros con Él y con nosotros mismos. No hay que temer de su presencia, pues es allí donde encontramos lo que más buscamos.

Compartir:

#39 | Dar de corazón

»Cuando ustedes hagan una buena acción, no lo anuncien por todos lados; de lo contrario, Dios su Padre no les dará ningún premio.
»Si alguno de ustedes ayuda a los pobres, no se ponga a publicarlo en las sinagogas ni en los lugares por donde pasa la gente; eso lo hacen los hipócritas, que quieren que la gente los alabe. Les aseguro que ése es el único premio que ustedes recibirán.
»Cuando alguno de ustedes ayude a los pobres, no se lo cuente a nadie. Así esa ayuda se mantendrá en secreto, y Dios el Padre, que conoce ese secreto, les dará a ustedes su premio.
Mateo 6:1-4
Dios tiene preparado premios para nosotros por cada buena acción que realizamos pero solo los recibiremos si las hacemos con el corazón y no para recibir alabanzas de gente extraña. Dios quiere que cuando ayudemos a alguien a través de nuestras acciones no lo hagamos público para que quede en secreto entre las partes y Dios. 
De esta manera, no debemos actuar y hacer para ganar popularidad nosotros ni para recibir de premio halagos o regalos de otros. Por que sólo esto recibiremos y estas cosas se las lleva el tiempo. Pero lo que Dios tiene preparado es mucho mejor que cualquier cosa que recibamos de las personas y es siempre para bendición.
Da con el corazón sin buscar nada a cambio, Dios lo sabrá sin que lo publiquemos y premio tendremos por obedecer a Dios.

Compartir:

#34 | Ser amigo como Jesús

Si saludan sólo a sus amigos, no hacen nada extraordinario.
¡Hasta los que no creen en Dios hacen eso!
Mateo 5:47
Si solo saludamos a las personas que conozco, jamás conoceríamos nuevas personas. Si sólo hacemos amigos por cómo me cae o no tal persona, por los rumores o las apariencias, no tendríamos amigos. Si sólo nos concentramos en quienes  hablan abiertamente, no aprenderíamos a hablar con quienes son cerrados. Porque si nos limitamos, no veremos las cosas extraordinarias que hay tras animarse a ser más como Jesús. 
Hay que ser más excelentes que quienes  no conocen de Dios, ser más comprensibles y más que abiertos, capaz de ayudar a quienes están a nuestro alrededor (conocidos o no) a que conozcan a Jesús a través nuestro.

Compartir:

#32 | Mentiras camufladas

Si van a hacer algo digan que sí, y si no lo van a hacer digan que no. Todo lo que digan de más viene del diablo.
Mateo 5:37
Si tengo que hacer algo y dije que voy a hacerlo, entonces lo tengo que hacer, porque si digo que lo haré y no lo hago,  estaría mintiendo. Porque si no lo quiero hacer y sé que terminaré sin hacerlo es mejor decirlo de antemano. Pues las excusas o pretextos sólo empeorarán la situación, pues vienen del diablo y éste siempre busca hacernos tropezar.
Compartir:

Seguidores

Seguir por Email

Mis otros blogs

Bleiÿ Doll
Poesiasdeunaprincesa