jueves, 28 de abril de 2016

#119 | Trampas

La conducta de los malvados
es una trampa para los demás;
si te cuidas a ti mismo
te apartarás de ella.
Proverbios 22:5
Ten cuidado de la conducta de las personas que hacen cosas malas que te rodean, no te concentres en sus acciones demasiado porque son trampas para que tropieces y caigas en la murmuración, en el enojo, etc. Apártate lo suficiente para que no te afecte su maldad.

martes, 26 de abril de 2016

#117 | Cuida todo tu ser

Y sobre todas las cosas, cuida tu mente,
porque ella es la fuente de la vida.
Proverbios 4:23
Cuida tu corazón, tu mente y pensamientos. Cuídate de adquirir conocimientos innecesarios que solo te provocarán daño. Cuida tu mente de ser llenada por cosas desagradables para Dios y fíjala en Cristo. Porque tu manera de pensar determina tu manera de vivir. Por eso, deja que Dios cambie tus pensamientos malos por buenos, aumente tus expectativas y aceptes el querer como el hacer. Para que seas fuente de vida allí donde estés.

lunes, 25 de abril de 2016

#116 | No te rindas

Vayas rápido o despacio,
no tendrás ningún problema
para alcanzar el éxito.
Proverbios 4:12
Por ello, no abandones ni te detengas, sigue avanzando en los planes y caminos que Dios te lleva porque llegado el momento alcanzarás el éxito. Trabaja y persevera, esfuérzate y sé valiente, así verás un buen final por todo lo que termines.

sábado, 23 de abril de 2016

#114 | Obtener fuerzas

Cristo me da fuerzas para enfrentarme a toda clase de situaciones.
Filipenses 4:13
 En las mejores situaciones y hasta en las peores, no debemos decaer porque Cristo nos da las fuerzas que necesitamos para enfrentarlas y salir adelante.

jueves, 21 de abril de 2016

#112 | Al necesitar

No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos.
Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo.
Filipenses 4:6-7
En la necesidad, cuando queremos algo, no debemos rendirnos a obtenerlo sin haberle dicho y pedido a Dios por ello. No debemos preocuparnos por lo que nos falta, pues la preocupación lleva a que se produzca en nuestro corazón intranquilidad, temor, angustia o inquietud, lo que nos quita la paz y nos lleva hasta declarar mal. Por ello, cuando necesitemos algo, oremos a Dios y pidámosle sin temor ni duda, para que así obtengamos su paz que protege nuestro corazón y alma.

martes, 19 de abril de 2016

#110 | Bueno y amable de corazón

Que todo el mundo se dé cuenta de que ustedes son buenos y amables.
Filipenses 4:5 a
He aquí nos enseña que debemos mostrar al mundo, a las personas de nuestro alrededor, que somos buenos y amables. Primero, para mostrar algo, que otros lo vean y reconozcan, debe ser no solo a través de palabras sino también de acciones y decisiones. Pues así las personas verán cómo somos. Y segundo, la Biblia nos enseña que para mostrar algo exteriormente tenemos que tenerlo en nosotros, en nuestro corazón. Por ello, para mostrar bondad y amabilidad debemos tenerlas en nuestro corazón. ¿Cómo nos damos cuenta si está en nosotros? ¿Cómo lo incorporamos a nosotros si sentimos que nos falta? Dios nos da la oportunidad de aprender, de generar hábitos y un nuevo estilo de vida y pensamiento en Jesús; por lo que buscando en su Palabra (Biblia) acerca de la bondad y amabilidad es que aprenderemos lo correcto de estas cualidades, más allá de conocer sus definiciones. Porque el diccionario define estas palabras de la siguiente forma:

  • bondad. (Del lat. bonĭtas, -ātis). f. Cualidad de bueno. || 2. Natural inclinación a hacer el bien. 
  • bueno, na. (Del lat. bonus). adj. Que tiene bondad en su género. || 2. Útil y a propósito para algo. || 3. Gustoso, apetecible, agradable, divertido.
  • amabilidad. (Del lat. amabilĭtas, -ātis). f. Cualidad de amable. || 2. Acción amable.
  • amable. (Del lat. amabĭlis). adj. Digno de ser amado. || 2. Afable, complaciente, afectuoso.
Conociendo ahora las definiciones de estas cualidades, también sabremos ver en nuestras acciones diarias si se presentan o no; pero sólo con la Biblia conoceremos que es lo realmente bueno y agradable a Dios. Así como aprenderemos sus promesas para nosotros, quienes confiamos y creemos en Jesús, por hacer lo bueno.

sábado, 16 de abril de 2016

#107 | Metas

Así que sigo adelante, hacia la meta, para llevarme el premio que Dios nos llama a recibir por medio de Jesucristo.
Filipenses 3:14
Debemos tener siempre claras las metas que tenemos en Cristo y no perderlas de vista, para poder llegar a que sean el presente y poder recibir el premio de Dios por medio de Jesús. Plantéate metas, realistas y posibles, para avanzar. Pide a Dios que te marque metas, estas serán de bendición para otros y nosotros mismos. Así que no te rindas, no te des por vencido ni abandones antes de llegar, pues podrías perder la oportunidad de llegar a salir victorioso.

miércoles, 13 de abril de 2016

#104 | Entender y aprender

Por eso, con respeto y devoción a Dios, dedíquense a entender lo que significa ser salvado por Dios.
Porque es Dios quien los motiva a hacer el bien, y quien los ayuda a practicarlo, y lo hace porque así lo quiere.
Filipenses 2:12b-13
Dios quiere que nos vaya bien y por ello nos motiva cada día a hacer lo bueno. Pero para conocer sus enseñanzas, diferenciar lo bueno de lo malo y  comprender cada día que hemos sido salvados, tenemos que dedicarnos a estudiar la Biblia. No puede un arquero ir a un campeonato y salir victorioso si no se ha alimentado bien y no ha entrenado. Por ello, Dios nos motiva y ayuda a alimentarnos de sus palabras, de sus consejos, precauciones, enseñanzas para que seamos entrenados y estemos listos para enfrentar las pruebas y desafíos.

martes, 12 de abril de 2016

#103 | Rendir cuentas

Un día Dios nos llamará a cuentas por todo lo que hayamos hecho, tanto lo bueno como lo malo, aunque creamos que nadie nos vio hacer
Eclesiastés 12:14
Dios conoce todo lo que hemos hecho y está atento a lo que hacemos cada día. Atento a lo que aprendemos, a lo que consumimos, a lo que hacemos y decimos, a lo que decidimos, pensamos, o no. Dios ve y conoce nuestro corazón, cómo está organizado, qué ocupa mayor lugar y qué está o no en este. Dios conoce todo lo bueno y lo malo que contiene cada día de nuestras vidas. Dios conoce nuestra naturaleza humana, comprende nuestro día a día y renueva su amor y misericordia por nosotros. Dios nos ve cuando nos escondemos y en público, cuando caminamos en la luz, en la sombra y 'bajo los árboles en pleno día soleado'. Dios nos llamará un día para rendir cuentas de todo, pero día a día podemos tomar la decisión de rendirle cuentas. Día a día podemos decidir buscarlo, hacer lo que agrada a Él y rechazar lo que considera malo, contarle de nuestros problemas, decisiones, sueños y errores. Cada día podemos ir a Él, por Cristo, para aprender y escucharle, para pedir perdón y ayuda, para agradecer y soltar cosas. Cada día podemos rendir cuentas de lo bueno y lo malo que hemos hecho, solo basta con crear un buen hábito.

sábado, 9 de abril de 2016

#100 | Prosperidad

Si quieres prosperar, tienes que saber qué hacer y hacerlo bien.
Eclesiastés 10:10
¿Qué es prosperar? ¿Qué trae la prosperidad para quererla? Según el diccionario prosperar es "tener o gozar prosperidad" y prosperidad es "buena suerte o éxito en lo que se emprende, sucede u ocurre". Es así que si quieres conseguir que nos vaya bien en cada área de nuestra vida tenemos que querer prosperar. Pero no solo basta con querer para conseguir algo. En este pequeño versículo se nos aconseja saber qué hacer y hacerlo bien para prosperar. ¿Qué necesitas para tener éxito en los estudios, en la economía, en la salud o, hasta, en tu relación con Dios? Debes buscar e informarte, pedir consejo y ayuda, si es necesaria, para conocer qué puedes hacer y escoger lo que hagas bien. Pero incluso cuando lo que tienes que hacer no lo haces bien,  buscar aprender y mejorar en ello para hacerlo bien. Así, todo lo que hagas, hazlo con excelencia si quieres prosperar.

jueves, 7 de abril de 2016

#98 | Hacer con alegría

Y todo lo que podamos hacer, hagámoslo con alegría.
Eclesiastés 9:10a
Todo lo que podemos hacer en cada día, hagámoslo con alegría. Busquemos aprender de Dios con alegría y gozo, hagamos las tareas del hogar con alegría, estudiemos y hagamos las tareas de la escuela o la facultad con alegría, vayamos al trabajo, a la escuela, a la facultad, a visitar gente o de paseo, con alegría. Cada acción sea con alegría y según nuestras fuerzas. No nos sobre-esforcemos para terminar quejándonos, sino que disfrutemos de este día que Dios nos ha dado y hagamos las cosas con alegría creyendo en que algo bueno pasará.

miércoles, 6 de abril de 2016

#97 | Autoridad

La autoridad del rey no se discute. Nadie puede pedirle cuentas. El rey puede hacer lo que quiera. Por eso no hay que salir de su presencia sin su permiso, ni tampoco insistir en hacer lo malo.
Eclesiastés 8:3-4
Dios es nuestra mayor autoridad, nuestro Rey y soberano, y su autoridad es indiscutible. Todo lo que Dios hace es para bien y Él no rinde cuentas a nosotros, no tiene porqué explicarnos todo lo que hace o no. Dios como Rey puede hacer lo que quiera, no hay imposibles para Él. Y  no cualquiera puede entrar a su presencia, pero por Cristo hemos recibido ese derecho, para ser como hijos del Rey, sus sacerdotes y guerreros.  Pero no debemos dejar su presencia sin permiso, no debemos alejarnos de Dios si debemos estar y vivir a su lado. Tampoco debemos insistir en hacer lo malo, sino buscar hacer lo bueno y lo que le agrada a Dios. No debemos de olvidar que Dios es nuestro Rey y que, como príncipes y princesas, no tenemos mayor autoridad que Él, pues es Dios quien nos da autoridad para hacer.

sábado, 2 de abril de 2016

#93 | Equilibrio

No te vayas a los extremos. Respeta a Dios y todo te saldrá bien.
Eclesiastés 7:18
Mantente siempre equilibrado: en tus gustos, en tus acciones, en tus pensamientos, en el uso del tiempo. No te vayas a los extremos en las cosas terrenales, en ser demasiado bueno o demasiado malo. Solo Dios debe ser lo más grande en tu vida y lo que ocupe el mayor lugar, y debes respetarlo para que todo vaya bien. No solo debes creer en sus promesas y consejos, en sus planes y sueños para respetarle, sino también en aceptar sus enseñanzas y mandamientos, en lo que Él dice que es bueno y malo. Solo así lograrás que te vaya bien y podrás ver los extremos en lo que hagas o no.

Diseño del blog por G. Bleiÿ B. || Aprendí con ♥L ♥C ♥A ♥K ♥P ♥J ♥CB || Recursos de ♥G ♥FA ♥FI || Con la tecnología de Blogger.